Recuperar tu dieta después de Navidad

Recuperar tu dieta después de Navidad

Y parece mentira, pero un año más… Ya han acabado… Otro año que empieza, el 2018, con miles de planes y metas que cumplir, y sin apenas darnos cuenta, ya han pasado las tan esperadas fiestas de Navidad.

Recuentros, fiestas, comidas, bebidas, en definitiva: Excesos, sobre todo en nuestra alimentación.

Y ahora toca lo típico: Apuntarse al gimnasio, beber mucha agua, cuidar lo que comemos… Pero todo esto puede ser mucho más sencillo, si atendemos a ciertas claves alimentarias.

Hoy os proponemos una serie de alimentos y productos de inviernos muy saludables, y que nos ayudarán a recuperar nuestra línea quizá perdida por los excesos de estas Navidades.

Sentirnos bien y sanos, es más fácil de lo que pensamos.

 

Naranjas, limones y Pomelos, Caqui:  Aportan muchas vitaminas A y C, no sólo pueden consumirse como postre, sino que se usan también en muchos guisos, ensaladas etc. Son un escudo frente a catarros, y una fuente de beneficios para la piel.

El Kiwi: Perfecto para las digestiones y para el buen tránsito intestinal. Un aliado ideal para las pesadeces de estómago y excesos de Navidad.

Arándanos y Frutos Rojos: Con vitamina C, un fruto muy típico de invierno, donde se puede comer sólo o acompañado en numerosos postres y comidas.  Mejoran el colesterol bueno.

Manzana: La fruta ideal para las entrehoras, meriendas o después de las comidas. Una fruta muy saludable.

Alcachofas: Verdura de invierno de incontables beneficios ya que se trata de un digestivo natural muy potente. Además previene el colesterol alto.  Contiene mucha fibra, Vitamina C y Ácido Fólico. 

Acelgas, Brócoli, repollo, col, coliflor…. Con numerosas vitaminas y beneficios, son verduras que siempre debemos tener a mano y tomar cada semana.  El repollo por ejemplo, tiene una gran cantidad de fibra, ayudando a la digestión.

Frutos secos (castañas y nueces):  Las nueces, con una gran cantidad de calcio y las castañas con vitamina C, son grandes aliadas del invierno, además de ser unos aperitivos o tentempiés perfectos de invierno, y riquísimos.

Apio y puerro: Para cremas, sopas y purés son perfectos, antioxidantes, diuréticos y depurativos (el apio)

El tomate:  Un alimento antioxidante, con vitaminas C y E, siempre ha de estar presente en nuestra dieta: En ensaladas, guisos, gazpachos…

Infusiones:  A ser posible, siempre caseras, tés, manzanillas, tilas y demás infusiones que sean depurativas y digestivas. Y abandonar por un tiempo las bebidas con cafeína.

Carnes y pescados:  El pescado, debe ser consumido al menos 4 veces a la semana, y las carnes, evitar las rojas  y que sean desgrasadas.

 

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al dejar un comentario en este post del blog de Embassy, debes aceptar nuestra Política de Privacidad. En ella, encontrarás toda la información al respecto.