Preparando la Mesa de Navidad

Preparando la Mesa de Navidad

Quizá hayas intentado escaquearte más de una vez y ya no ha quedado más remedio, o quizá te apetezca muchísimo pero no sabes por dónde empezar, o quizá repites año pero quieres darle una vuelta nueva… Sea como sea, si este año te toca preparar la cena de Navidad en tu casa… ¡Tranquilo! En Embassy te damos las soluciones perfectas para organizar y decorar la mejor mesa para los tuyos, y ser un anfitrión de altura.

¿Por dónde empezar?

Antes de comenzar a preparar, comprar y seleccionar todos los elementos que compondrán nuestra mesa, hay que escoger una tonalidad de color que guíe toda la decoración.

 

Para la mesa de Navidad, los colores más tradicionales y con los que no te equivocarás son por un lado el rojo, y luego podemos añadirle o bien blanco, o bien dorado. También el verde.

Pero tampoco hay inconveniente en salirse algo más de las normas, y combinar por ejemplo blanco y negro, siempre elegante, negro y dorado, azules y blancos, verdes y blancos etc…

Cuando tengamos decidido nuestra paleta de colores, vamos con los elementos fundamentales:

 

Por un lado la vajilla. Lógicamente será uno de los elementos que más marquen y denoten la tonalidad escogida. Nuestro truco es utilizar siempre el blanco, sencillo y elegante. Pero podemos combinar el plato bajo del color que complemente (por ejemplo, el rojo, o el dorado) y el plato superior, de blanco.

Éstos pueden tener estampados y decoraciones pequeñas florales en los colores que guíen toda nuestra mesa.

 

El siguiente elemento fundamental: Las servilletas. En todas las tiendas en épocas navideñas, encontraréis miles de estampados y diseños de servilletas. No hay que volverse loco. Unas sencillitas con diseños florales o navideños, en el color a combinar, por ejemplo el rojo, o el dorado.

 

Copas, vasos… Cristalería: Tranquilos si sois muchos a celebrar y no tenéis la misma cristalería para todos los invitados. No pasa nada. Sabiendo combinar los colores que hemos decidido al comienzo, y acertando a ordenarlos alternativamente los vasos y copas diferentes, todo quedará estupendo.

 

Mantel y Camino de mesa: Este paso es muy sencillo: Elige uno de cada color de los que hemos elegido como guía para nuestra decoración. Mantel rojo y camino de mesa blanco, por ejemplo.

En cualquier caso, el color blanco siempre será un color válido para todas las mesas ya que es un color neutro y elegante.

 

Plantas y Flores: Un indispensable en toda cena y mesa, pero especialmente en Navidad. Crear un sencillo centro de mesa, o decorar los platos con pequeñas ramas de una flor típica navideña le dará el toque especial que necesitas.

Para los centros de mesa, puedes crear pequeños arreglos florales con la flor de Pascua, típica navideña, de un color rojo intenso con hojas verdes, o una corona de muérdago con unas velas de colores acorde y aromáticas en su centro. No necesitarás nada más.

Para decorar los platos de cada invitado, bastará con colocar encima del plato y/o servilleta, una pequeña rama de acebo, también de colores verdes y rojos, y típica navideña.

 

¿El toque para los más pequeños? Hazles felices con una pequeñas galletas de jengibre en forma de reno, papá Noel o muñeco de nieve.

 

Y finalmente, por supuesto.. ¡que no falte el árbol, los regalos y sobre todo, la buena comida!

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al dejar un comentario en este post del blog de Embassy, debes aceptar nuestra Política de Privacidad. En ella, encontrarás toda la información al respecto.