Maridar con Cava

Maridar con Cava

Los maridajes entre bebida y comida, ese gran mundo que muchos son aficionados y que sin duda alguna, puede crear mixturas increíbles y de sabores desconocidos.

El que arriesga, gana, y con los maridajes, esta regla se cumple en muchas de las ocasiones. Aunque sabemos que saber maridar ciertos platos con ciertas bebidas, no es nada sencillo, y tenemos que recurrir a los expertos para acertar en nuestras elaboraciones.

Aun así, el arte del maridaje, está hoy en manos de todos y es un mundo que sin duda debemos explorar más a fondo.

Hoy, por ello, nos abordamos en el ámbito del maridaje con cava. Un experiencia sin duda fabulosa y que nos dejará sabores y texturas sin iguales.

Pero antes de recomendarte algunos tipos de maridajes con cava, te vamos a hablar de esta bebida. Explicaremos sus tipos y sus variantes para que lo tengas todo claro. ¡Ahí va!

 

El cava es un vino espumoso elaborado con el método tradicional (la segunda fermentación y crianza se produce dentro de la botella que beberá el consumidor) y con denominación de origen española.

Existen varios tipos de cava según su contenido en azúcar, su tiempo de crianza y según la uva.

Según el contenido en azúcar se encuentran:

  • BRUT NATURE: Hasta 3 gramos de azúcar sin adición.
  • EXTRA BRUT: Máximo 6 gramos de azúcar por litro
  • BRUT: Máximo 12 gramos de azúcar por litro
  • EXTRA SECO: Entre 12 y 17 gramos de azúcar por litro
  • SECO: Entre 17 y 32 gramos de azúcar por litro
  • SEMISECO: Entre 32 y 50 gramos de azúcar por litro
  • DULCE: Más de 50 gramos de azúcar por litro

Según la crianza, el cava se diferencia en:

  • Joven (Cava) de 9 a 15 meses
  • Reserva de 15 a 30 meses
  • Gran reserva más de 30 meses

 

Y finalmente, según el tipo de uva, puede ser:

Variedades de uva de macabeo, parellada y xarel·lo, chardonnay y pinot.

 

Y ahora sí, vamos con las recomendaciones de maridajes con esta deliciosa y espumosa bebida.

  • Sin duda, un plato perfecto para el cava, es el frescor de las ensaladas. Si además, las complementamos con frutas y vinagres varios, le dará un toque todavía mejor para el maridaje. El tipo de cava que le pega a las ensaladas es el Brut y Brut Reserva.

 

  • El marisco, por supuesto. Potencia su sabor y crea unas armonías dignas de probar. Uno de los mejores maridajes es el cava con ostras. Recomendamos Brut Nature y Reserva.

 

  • Con carnes. Especialmente con las blancas, pero también con las rojas si no tienen sabores muy fuertes. En este caso en Brut Nature y el Reserva son los mejores acompañamientos.

 

  • Con el pescado también crea una buena armonía. Los pescados azules, ricos en grasa son perfectos para este maridaje ya que la sequedad del cava ayuda a rebajar la sensación grasa. Un Brut Nature, Reserva y Gran reserva pueden ser perfectos.

 

  • Con la pasta y los arroces, el cava tiene una gran presencia. Especialmente con las paellas.

 

  • Por supuesto, con los postres, cómo no. Frutas, dulces, quesos… Los secos o semisecos son perfectos en este caso, así como los rosados.

 

  • Pantumaca y embutidos: Brut Nature Reserva y Gran Reserva para aliviar las grasas del jamón ibérico.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al dejar un comentario en este post del blog de Embassy, debes aceptar nuestra Política de Privacidad. En ella, encontrarás toda la información al respecto.