Los almendros en flor de Madrid

Los almendros en flor de Madrid

Madrid es una ciudad inmensa plagada de grandes calles, monumentos y edificios emblemáticos que todos conocemos y que vemos diariamente, sin embargo, también podemos encontrar rincones secretos que no todo el mundo conocen y que son escondites llenos de magia. Y uno de ellos es el Parque Quinta de los Molinos, sitúado casi dónde termina la calle madrileña de Alcalá.

Este parque está considerado Parque Histórico y Bien de Interés Cultural y su origen se remonta al año 1920 cuando su primer dueño, el Conde de Torre Arias decidió regalarle al arquitecto alicantino César Cort Bortí estas enromes tierras. El arquitecto optó por trasladar un jardín mediterráneo a la ciudad de Madrid, para poder sentir más cerca su Alcoy natal.

Los almendros en flor de Madrid | Embassy

Con una extensión total de 25 hectáreas, el Parque Quinta de los Molinos cuenta con más de 8000 árboles que envuelven a sus visitantes. Entre ellos, podemos encontrar olivos, pinos, eucaliptus y los citados almendros. Un remanso de paz y de silencio en medio de la capital, en el que también podemos ver albercas, varias fuentes, una palacete de 1925 de estilo racionalista, un estanque y un lago, e incluso un merendero de piedra.

Los dos molinos traídos de Estados Unidos, que dan nombre al parque, acaparan la atención a simple vista. El Molino de la Casa del Reloj y el Molino de la Rosaleda de Palacio, de un color rojizo que destaca con el verde del parque, son utilizados para agua subterránea con la que regar el parque. Sin embargo, el florecimiento  de los almendros se ha convertido en uno de los principales reclamos en los últimos años.

Los almendros en flor de Madrid | Embassy

Desde mediados de febrero y hasta principios de marzo, los almendros que habitan en el Parque de los Molinos empiezan su floración. Sin embargo, cada vez se adelanta más este proceso y algunos años hemos podido disfrutar de la floración desde finales de enero. Y aunque no somos la Eloísa de Jardiel Poncela, podemos sentarnos debajo de estos almendros en flor y disfrutar de la tranquilidad y de la paz de este rincón secreto de Madrid.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al dejar un comentario en este post del blog de Embassy, debes aceptar nuestra Política de Privacidad. En ella, encontrarás toda la información al respecto.