La trufa negra y la trufa blanca: dos manjares deliciosos

La trufa negra y la trufa blanca: dos manjares deliciosos

Las trufas son un género de hongo que se encuentran asociadas a las raíces de ciertos árboles, como los robles y las encinas. Se conocen alrededor de treinta especies de trufas, pero no todas tienen valor culinario. Las más apreciadas por los expertos gastronómicos son la trufa blanca y la trufa negra.

trufa blancaEl tamaño de las trufas varía, pudiendo ser tan pequeño como el de una nuez o tan grande como una patata. La trufa blancatambién conocida como trufa de verano o trufa de San Juan,  es la más preciada en la alta cocina. Se trata de un alimento con un alto precio en el mercado, llegándose a pagar por ella entre 3.000 y 6.000 euros el kilo. Incluso puede alcanzar valores millonarios en la subasta benéfica anual que se celebra en el Castillo de Grinzane Cavour, situado en el Piamonte italiano. Adquiere tan alto valor por ser muy escasa y no poderse cultivar. Solo se encuentra en algunas regiones de Italia y en Istria (Croacia) pudiéndose recolectar desde finales de septiembre hasta últimos de noviembre.

Es muy delicada, se estropea en pocos días y pierde el aroma en la cocción, por lo que se consume cruda en forma laminada o rallada para acompañar algunos platos. De color marfil, su aspecto es aterciopelado y el interior tiene un color marrón rojizo con vetas blancas.

trufa negraLa trufa negra o trufa de invierno, sí puede cultivarse. En cocina se la conoce como el diamante negro. Es un alimento muy utilizado en España y Francia en la elaboración de platos gourmet, aportando un aroma y un sabor únicos con su utilización.

Puede encontrarse en toda Europa y se recoge de mayo a septiembre. Sin embargo, en España está regulada su recolección. Para su búsqueda solo se permiten perros adiestrados; y sólo pueden usarse cuchillos truferos. De esta forma, se garantiza que no se produzca una recolección abusiva o dañina para futuras cosechas.

El tamaño es muy variado, oscilando entre los 20 hasta los 300 gramos. Su aspecto es rugoso, incluso tiene protuberancias. El interior es oscuro de color marrón violáceo con vetas blancas. De aroma muy intenso, puede cocinarse, obteniéndose excelentes platos. Añadiendo un toque de trufa negra a nuestros platos, obtenemos un toque sofisticado, elegante y diferente; con unreceta trufa negra aroma exquisito y un sabor inigualable.

En definitiva, las trufas son un verdadero manjar y la joya de la corona de la gastronomía y la alta cocina. Un producto digno de los mejores paladares que no debes resistirte a probar.

En nuestras tiendas Embassy encontrarás diferentes productos trufados. Desde pasta trufada, aceite de oliva trufado, pularda, salchichón o quesos, entre otros. Una muestra de la gran exquisitez de nuestros productos combinados con la excepcionalidad del diamante negro de la gastronomía.

 

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al dejar un comentario en este post del blog de Embassy, debes aceptar nuestra Política de Privacidad. En ella, encontrarás toda la información al respecto.