Johnnie Walker Blue Label, un whisky excepcional

Johnnie Walker Blue Label, un whisky excepcional

Johnnie Walker Blue Label es un whisky excepcional creado para ser reflejo de los whiskies del siglo XIX. Para su elaboración, se utilizan las barricas más exclusivas del mundo, con lo que se consigue una mezcla única de color ámbar brillante.

johnnie walker blue label

La suavidad de este whisky escocés de lujo se caracteriza por las diferentes capas de sabor que le otorgan las barricas, únicas y seleccionadas, de las destilerías del país. Con un ligero toque ahumado, Blue Label marca la diferencia. Sus notas de aroma a frutos secos, cacao espolvoreado, frutas secas, especias dulces, cuero, cedro y tierra son seguidas de un cuerpo seco, con toques afrutados y un excelente equilibrio. Blue Label, termina con un largo y evolucionado recuerdo a turba y tierra cubierta de musgo, que despierta los sentidos. Se trata de una mezcla perfectamente diseñada, que proporciona placer en cada sorbo.

Su artesana selección y la exclusividad de algunas de las destilerías, ya cerradas, confieren una alta calidad a este producto tan elegante. Cada barrica es seleccionada a mano y escogida por su calidad, sabor y carácter extraordinario. Artesanía y delicadeza se unen para crear la joya de la corona de la casa Johnnie Walker.

Jim Beveridge, Maestro mezclador de la casa Johnnie Walker, mantiene su empeño por crear los mejores whiskies del mundo. El acceso exclusivo a algunos de los whiskies más valiosos, le permite crear mezclas únicas combinando lo mejor de los whiskies viejos y los jóvenes. Algunas de estas reservas de whisky tienen más de 200 años, lo que aporta un valor añadido a este exquisito líquido. Un sabor único inimitable, que se convierte en un auténtico lujo para los paladares más exigentes.

Gracias a la habilidad sensitiva de los Maestros Destiladores de Johnnie Walker, se logra crear un whisky que envejece en barricas de roble, para convertirse en un producto especial, nacido para verdaderos sibaritas.

Jim Beveridge dice así, a cerca del proceso de elaboración de Blue Label: “Pienso en el proceso de mezcla como si fuese el proceso de escribir. ¿La obra escrita definitivamente es simplemente una serie de palabras, un montón de hechos e información, o es el resultado de unir todo esto con cuidado y atención para que el resultado final tenga que ver con la persona que lo lee? Si es así, entonces puedes decir que es una mezcla mágica; como la escritura, como cualquier proceso creativo, tiene mucho más que ver con el mundo de las ideas, con intentar conectar con el amante del whisky. Me gusta pensar que hemos conseguido establecer esa conexión con nuestros whiskies.”

Como consejo para servir este majestuoso whisky, recomendamos tomar un vaso de agua fría antes de dar el primer trago. Así, nos aseguramos de que nuestro paladar está limpio y podemos apreciar todos los sabores en su plenitud.

Con el primer sorbo, una sucesión de sabores recorrerán tu paladar para evolucionar y convertirse en ricos matices de toque especiado. Johnnie Walker Blue Label es un capricho de lujo que te deleitará desde la primera hasta la última gota.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al dejar un comentario en este post del blog de Embassy, debes aceptar nuestra Política de Privacidad. En ella, encontrarás toda la información al respecto.