Conseguir una piel perfecta

Conseguir una piel perfecta

Un rostro con una piel bonita y cuidada es sinónimo de salud, de juventud y de belleza. Además, es algo que preocupa no solo a las mujeres, sino que cada vez más hombres toman conciencia de la importancia de un buen cuidado de la piel. El uso de cremas antiedad y antiarrugas es muy importante, sin embargo, siguiendo pequeños consejos y pautas diarias podemos tener una piel perfecta sin necesidad de usar tantas cremas y maquillaje para disimular las imperfecciones.

Ejercicio diario

El ejercicio físico es una de las claves para tener una buena salud, un buen físico y, también, una piel bonita. Al realizar deporte transpiramos, liberamos toxinas y las células de nuestro cuerpo se oxigenan. Si no tienes tiempo para apuntarte al gym, basta con caminatas diarias o paseos en bicicleta, incluso deportes relajantes como el yoga o el pilates. La cuestión es dedicar entre media hora y una hora al día a nuestro cuerpo y tú piel lo notará.

Masajes faciales

Los masajes faciales también son un buen aliado para lograr una piel perfecta, puesto que aumentan la circulación de sangre y eso se traduce en una piel más oxigenada que se mantendrá más hidratada y nutrida. Puedes optar por masajearte la piel aplicando cremas y lociones específicas de rostro, o bien con remedios naturales como con miel. También puedes masajearte lentamente la tez con hielos, protegidos con una toallita.

Infusiones naturales

Una de las principales cuasas del acné y de otras imperfecciones faciales es el estrés. Para ello puedes recurrir a infusiones naturales relajantes así como aquellas que eliminan las toxinas y depuran el organismo, tu piel te lo agradecerá. Los tés y las infusiones nos ayudan a balancear el buen funcionamiento hormonal, además nos aportan antioxidantes, nutrientes y elementos necesarios para tener una piel joven y bella.

Conseguir una piel perfecta | Embassy

Alimentación variada y saludable

Llevar una dieta equilibrada y saludable es otro de los aspectos fundamentales para la salud de nuestra piel y para mantener una buena forma. Tomar a diario alimentos ricos en fibra, proteínas y calcio es prioritario para lucir una piel perfecta. Las frutas y verduras deben consumirse diariamente para proporcionar vitamina y minerales en el cuerpo. Nada mejor para la piel y la salud en general que un suculento licuado de frutas y verduras repleto de nutrientes y antoxidantes.

Beber mucha agua

No esperes a tener sed, pues este es el primer síntoma de la deshidratación, los expertos recomiendan unos 8 vasos al día pero si llevas una vida muy ajetreada quizás necesites más. Una buena alternativa son las frutas que contengan mucha agua como el melón o la sandía, así como las infusiones y los tés.

Limpieza facial

El cuidado y la limpieza de la piel no sirven de nada si no se realizan de manera correcta. Es importante utilizar cremas que sean lo más naturales posible, así como aceites vegetales para hidratar la piel. No es recomendable usar lociones o exfoliantes faciales con mucha cantidad de ácido, por ejemplo, pues resecan demasiado la piel. Muchos especialistas en belleza facial recomiendan lavar el rostro con agua fría nada más levantarse para promover una mejor humectación en la piel y cerrar los poros. El agua caliente, de lo contrario, la vuelve más seca y escamosa.

No es conveniente utilizar toallas cuando sequemos nuestro rostro, ya que las telas guardan humedad y distintas bacterias que podrían entrar por tus poros. Es mejor utilizar papel absorbente o discos o toallas secas especiales para desmaquillar y secar el agua de la piel. Por último, la hidratación es un aspecto clave para una piel cuidada y saludable. Elige una crema que cuente con agentes humectantes, como la glicerina (para pieles secas o envejecidas) o el ácido hialurónico.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al dejar un comentario en este post del blog de Embassy, debes aceptar nuestra Política de Privacidad. En ella, encontrarás toda la información al respecto.