Cata de whisky Glenfiddich

Cata de whisky Glenfiddich

Botellas de whisky Glenfiddich

En nuestro restaurante situado en Paseo de la Castellana, el pasado día 11 de diciembre realizamos una interesantísima cata de whisky Glenfiddich. Los asistentes fueron los ganadores de nuestro concurso: Begoña González, Carmen Merino, Ana Belén González, Manuel Canalejas y Consuelo Rioja. Además asistieron otros clientes invitados: el mentalista Javier Luxor, el tuitero Antonio Domingo y el periodista Ramón Biosca. El evento fue conducido por el Brand Ambassador de la marca, Sergio Quintana.

Cata de whisky

Para la ocasión se seleccionaron los whiskys de 12, 15 y 18 años acompañados cada uno con los maridajes que más realzaban su sabor, resultó una experiencia diferente y gratificante  para todo el que asistió.

Tras la recepción de asistentes a las 19.30, a las 20 horas nuestra cata comenzó. Los asistentes estaban listos alrededor de la mesa rectangular, el Brand Ambassador de Glenfiddich preparado y todo dispuesto en Embassy para deleitar a los participantes, era hora de comenzar con el whisky de 12 año. Para que los concursantes pudieran percibir mejor los color y describir su tonalidad con más rigor y precisión la marca les entregó una paleta con las variaciones de color desde el más claro (ginebra clara) hasta el más oscuro (melaza).

En primer lugar se presentó la marca y facilitó información detallada sobre el proceso de elaboración del whisky, así como su diferencia con otros whiskys como los blended o los de origen irlandés.

Maridaje para el whisky

La cata comenzó por el Glenfiddich de 12 años. Se sirvió en un vaso de cata de tulipán y procedimos a olerlo. El fuerte contenido alcohólico destacó especialmente. Luego se preparó una tapa a partir de unos gajos de de manzana fresca, marshmallows y un poco de azucar glass aplicando calor con un soplete para extraer dulzor de la caramelización. Un maridaje perfecto que evocaba una sensación muy agradable al paladar y que dotaba al whisky de un sabor diferente, resaltando el frescor.

La segunda cata fue de whisky de 15 años, servido a su vez en un vaso de cata de tulipán. Antes de probar el whisky, los asistentes pudieron comprobar como el aroma inspiraba influencias más dulces como canela y miel. Los 3 años adicionales de maduración en barril confieren a esta variedad tonos muy distintos a los de 12 años. Para maridar esta vez se utilizaron uvas pasas y miel.

Degustación de whisky

Por último, se procedió a servir el Glenfiddich de 18 años. En esta ocasión la tapa fue la más elaborada: avellanas, ciruelas pasas, orejones y nueces ahumadas con el humo de lascas de barrica de roble de Jerez. Estos son los mismos barriles en los que reposa el whisky durante una parte de su compleja elaboración.

La experiencia fue un placer no sólo para los sentidos sino un disfrute para todos los participantes de evento que salieron satisfechos y complacidos de Embassy.

Aprovechamos estas líneas para agradecer a Glenfiddich su colaboración en este evento y a todos los asistentes su participación y el buen ánimo con el que acudieron. Esperamos preparar nuevos eventos en las próximas semanas que serán anunciados en este blog. También organizaremos degustaciones en las tiendas como las programadas para este mes.

Nota: Pronto publicaremos más fotos en Facebook.

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al dejar un comentario en este post del blog de Embassy, debes aceptar nuestra Política de Privacidad. En ella, encontrarás toda la información al respecto.