10 Claves para ser el anfitrión perfecto

10 Claves para ser el anfitrión perfecto

¿Una celebración con amigos y/o familiares? ¿Estrenas casa y quieres inaugurarla por todo lo alto? ¿O simplemente una cena informal, pero con invitados de altura?

Muchas veces, nuestros más allegados y mejores amigos, son también nuestros mayores jueces.  Por ello, cuando organizamos una cena o comida en casa, por informal que ésta sea, no podemos relajarnos.

Dice mucho de nosotros la elegancia, el “savoir faire” y el estilo con el que prepararemos nuestros platos cuando estas ocasiones se presentan.

Por ello, os damos 10 consejos para ser los anfitriones perfectos y no sufrir por esta causa.

  1. Para las primeras llegadas (hay invitados que seguro se adelantarán) así como para la espera de los demás invitados que se retrasen, los primeros saludos y conversaciones, lo mejor será preparar unos aperitivos, donde estos primeros invitados puedan irse sirviendo.

Hojaldres caseros rellenos de carne, curry, morcilla, espinacas… Pequeñas tartaletas con rellenos y mezclas  por ejemplo de salmón, foie, ensaladilla… Unas pequeñas quesadillas al estilo mexicano es un aperitivo que siempre triunfa. O para los amantes del queso, una tabla de quesos donde degustar diferentes tipos de ellos, son un acierto.

  1. Es importante saber elegir los platos a ofrecer. Para cada temporada/estación del año, hay platos que funcionan y que se disfrutan y otros que no. En verano, por ejemplo, platos frescos y saludables (gazpachos, ensaladas…) y en invierno guisos, sopas, carnes…
  2. Es importante también saber, que si es una cena, podremos poner diferentes platos y variedades, pero a ser posibles, que no sean pesados o de mala digestión. En cambio, para las comidas, se puede poner algún plato algo más fuerte.
  3. Conocer perfectamente antes de cocinar, los gustos y sobre todo, las alergias de los comensales. Así mismo, evitar lactosa, picantes y ciertos ingredientes que son suspicaces de no gustar o sentar mal.
  4. Respecto a la configuración de las mesas, los anfitriones se colocarán a la cabeza de ésta, y los demás comensales a su alrededor, intentando compaginar hombres y mujeres. Si hay invitados nuevos que no conocen a los demás, siempre se intentará colocarlos en zonas donde haya personas más afines con los que puedan tener conversación fácil.
  5. La vajilla: Es muy importante elegir el color acorde de las vajillas y los platos a servir en cada momento (hondos, llanos…). Colores lisos suaves o estampados acordes con el mantel, aportando algo de color, es lo ideal. La cubertería también hay saber colocarla. Siempre empezando por el extremo, los cubiertos que se vayan a usar primero.
  6. Ayúdate de salsas y guarniciones que den un toque ideal a tu cocina. Que ayuden al emplatado y que den un sabor extra a tus creaciones.
  7. Si se va a brindar al final de la cena/ comida con cava o algún licor, estas copas se sacarán al final de la velada.
  8. En la sobremesa, siempre atento, ofrece dulces, café, licores… Es el momento de picar los últimos sabores que siempre tienen que dejar buen sabor de boca.
  9. Nunca levantes o des por finalizada la mesa. El anfitrión debe de seguir con la reunión hasta que los demás decidan terminarla.

 

Share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Al dejar un comentario en este post del blog de Embassy, debes aceptar nuestra Política de Privacidad. En ella, encontrarás toda la información al respecto.